domingo, 19 de agosto de 2018

Armario cápsula: todo lo que necesitas saber para ir a la moda con lo mínimo

La idea del armario cápsula consiste en reducir el armario a una selección austera de piezas básicas y combinables que respondan a la planificación de un sistema de vestuario funcional y no a un simple impulso de “comprar por comprar”. Es la aplicación de una vida y un estilo más ordenado, duradero y práctico en función de un guardarropa minimalista.

Imagen: https://www.paraserbella.com/2016/07/que-es-un-armario-capsula/


El método del armario cápsula consiste en escoger de 7 a 40 piezas clave de ropa, zapatos, joyas y accesorios y mezclarlos entre sí creando combinaciones para vestir en cada ocasión. En base a un número restringido de artículos se resuelve el dilema de cómo crear conjuntos de ropa y qué piezas sacar del armario por falta de utilidad.

En este artículo te contamos todo lo que necesitas saber sobre cómo organizar un armario cápsula de mujer para las cuatro temporadas del año. También incluimos un apartado de dedicado en exclusiva al armario cápsula para hombre.

La idea del armario cápsula consiste en reducir el armario a una selección austera de piezas básicas y combinables que respondan a la planificación de un sistema de vestuario funcional y no a un simple impulso de “comprar por comprar”. Es la aplicación de una vida y un estilo más ordenado, duradero y práctico en función de un guardarropa minimalista.

El método del armario cápsula consiste en escoger de 7 a 40 piezas clave de ropa, zapatos, joyas y accesorios y mezclarlos entre sí creando combinaciones para vestir en cada ocasión. En base a un número restringido de artículos se resuelve el dilema de cómo crear conjuntos de ropa y qué piezas sacar del armario por falta de utilidad.

En este artículo te contamos todo lo que necesitas saber sobre cómo organizar un armario cápsula de mujer para las cuatro temporadas del año. También incluimos un apartado de dedicado en exclusiva al armario cápsula para hombre.

La idea del armario cápsula consiste en reducir el armario a una selección austera de piezas básicas y combinables que respondan a la planificación de un sistema de vestuario funcional y no a un simple impulso de “comprar por comprar”. Es la aplicación de una vida y un estilo más ordenado, duradero y práctico en función de un guardarropa minimalista.

El método del armario cápsula consiste en escoger de 7 a 40 piezas clave de ropa, zapatos, joyas y accesorios y mezclarlos entre sí creando combinaciones para vestir en cada ocasión. En base a un número restringido de artículos se resuelve el dilema de cómo crear conjuntos de ropa y qué piezas sacar del armario por falta de utilidad.

En este artículo te contamos todo lo que necesitas saber sobre cómo organizar un armario cápsula de mujer para las cuatro temporadas del año. También incluimos un apartado de dedicado en exclusiva al armario cápsula para hombre.



Un armario cápsula de primavera puede estar formado por las siguientes prendas:

1 vaquero: mejor invertir en uno de calidad que dure varias temporadas.
2 pantalones: uno tipo paper bag y otro de campana, que estilizan cintura y piernas.
1 vestido midi, estampado o asimétrico: solo con cambiar el calzado se logra un efecto diferenciador.
1 vestido de color chillón: permite crear un buen outfit alternándolo con una chaqueta vaquera o de cuero.
1 falda midi denim con botones, muy de moda esta temporada.
1 falda corta o hasta la rodilla con volantes.
4 ó 5 camisas y camisetas básicas en tonos neutros, que combinan con todo.
3 jerséis: uno de rayas o estampado y los otros dos de colores lisos.
1 chaqueta denim o de cuero: para llevar con vestidos o camisetas.
1 gabardina beige.
1 blazer largo en azul marino o negro: dependiendo de la tela, se puede usar durante todo el año.
1 par de zapatillas blancas: se pueden llevar vestidos, faldas y pantalones anchos.
1 par de botas altas que quiten el aliento: que pegan con todo.
1 par de zapatos de tacón ancho en negro o tonos neutros.
1 mochila pequeña o bandolera.
1 bolso fetiche de diseñador para las salidas especiales.
2 pañuelos o fulares estampados.
2 relojes.
Varios pendientes, pulseras, collares y anillos personalizables e intercambiables, que se adaptan a cualquier look.

2. Armario cápsula de verano



Para la temporada de calor, el armario cápsula de verano puede renovarse sacando la chaqueta de cuero, la gabardina, los pantalones y jerséis más gordos y las botas altas para incorporar lo siguiente:

1 pantalón capri para llevar con blusas de escote, con tirantes, o con camisetas blancas o neutras.
1 mono corto con botones o cierres para variar el escote.
2 shorts: uno vaquero y otro en tonos pastel.
1 vestido camisero, que en otra temporada se puede llevar con pantalones.
2 ó 3 camisas o blusas blancas con bordados, encajes o transparencias.
3 ó 4 camisetas de tirantes o de manga corta.
1 kimono abierto para llevar con diferentes prendas.
1 bañador de tiro alto.
1 alpargatas con plataforma.
1 sandalias planas con pedrería.
1 gafas de sol de estilo retro o de montura cuadrada.


3. Armario cápsula de otoño



Para elaborar el armario cápsula de otoño, sacamos las ropas más ligeras y de verano, como las camisetas de tirantes, los shorts, etc., recuperamos algunas piezas de primavera, como la chaqueta de cuero y los pantalones y agregamos algunas piezas nuevas:

1 pantalón con pata de elefante de color neutro.
1 pantalón de vinilo para usar con camisetas básicas o blusas de distintos cortes y estilos.
2 ó 3 camisas o camisetas de manga larga.
1 sudadera de corte retro.
1 jersey ancho en color rosa claro.
1 vestido largo y negro.
1 abrigo estampado.
1 par de botines marrones de medio tacón.


4. Armario cápsula de invierno





El armario cápsula de invierno implica agregar capas de ropa, abrigos, chaquetas y jerséis. Recopilando las prendas válidas del resto de temporadas, el resultado puede contener hasta 38 ó 40 piezas distribuidas así:

4 pantalones: 1 pitillo, 1 de corte recto, 1 de campana y 1 paper bag.
3 vestidos: 1 estampado, 1 de punto y 1 camisero en denim.
1 falda básica negra o denim.
4 abrigos: 1 anorak, 1 de paño, 1 cazadora, 1 abrigo impermeable con capucha.
1 chaqueta de punto: estampada o color beige.
4 ó 5 jerséis, estampados y lisos, en tonos como azul, rosa, frambuesa o mostaza.
3 camisas: 1 blanca, 1 vaquera y 1 estampada.
2 tops: 1 negro y 1 nude.
5 tipos de zapatos: botas altas sin tacón, botines planos con cordones, botines con algo de tacón, zapatos negros de charol y playeras blancas.
3 bolsos: 1 negro, 1 bandolera y 1 bolso pequeño de marca.
3 cinturones: 1 marrón, 1 negro y 1 animal print.
2 ó 3 bufandas o pañuelos.
2 ó 3 relojes.
2 ó 3 juegos de joyas intercambiables que permitan crear combinaciones diferentes.

Joyas para un armario cápsula
Muchas blogueras e influencers opinan que las joyas y los complementos no deben contabilizarse a la hora de diseñar un armario cápsula, pero la realidad es que hay que tenerlos en cuenta como si de una prenda más se tratara.

El motivo de crear un armario cápsula obedece no a una moda pasajera, sino a un estilo de vida minimalista y coherente con uno mismo y con el entorno. Por lo tanto, aplicar esta filosofía a las joyas es necesario para que todo tenga sentido.

joyas para un armario cápsula

Pregunta al Experto
Hablamos con Mar Aldeguer, fundadora de la joyería COOLOOK, que trabaja con piedras semipreciosas elaborando piezas artesanales y limitadas que se venden en sus propias tiendas, en joyerías multimarca y a través de la web www.coolook.es.

¿Cómo es posible reducir el número de pulseras, collares, pendientes y resto de joyas sin caer en la monotonía?
El cambio de estilo de vida nos ha llevado a todos a ser más racionales a la hora de vestirnos y, por tanto, también cuando elegimos los complementos para diferenciarnos. El reto de hacer una maleta y conseguir meter en ella todos los looks que nos puedan hacer falta en un viaje es lo más complicado, pero también lo es el hecho de tener un armario organizado.

Después de analizar minuciosamente el comportamiento de mis clientes me di cuenta de que el ideal que buscaban era poder rentabilizar y sacar el máximo partido a una joya.

A menudo venían buscando algo espectacular para una fiesta o un evento en el que querían estar radiantes, pero les costaba invertir en algo que no iban a ponerse mucho, precisamente por ser tan especial. Eso me llevó a diseñar un nuevo concepto de joyas intercambiables dentro de mi marca COOLOOK, al que he llamado Mycoolook, porque “te lo haces tú”.

De esta manera puedes comprar esa joya tan espectacular y siempre vas a tener la posibilidad de desmontarla tú misma, añadir o quitar piezas, para tener estilos muy diferentes

Puedes transformar unos pendientes de fiesta en unos para todos los días o llevar de viaje un solo par y saber que puedes satisfacer todas las situaciones en las que te encuentres.

Es, realmente, el sueño de la versatilidad.

Armario cápsula para hombre






Igual que en el caso de las mujeres, las piezas clave del armario cápsula masculino deben cubrir las necesidades diarias, permitiendo distintos looks para actividades muy diferentes.

Si se dedica gran parte del día a trabajar, el 70% del armario cápsula para hombre debe cubrir sus necesidades de imagen laboral. Un 20% puede dedicarse a outfits casuales y el otro 10% a eventos sociales.

Estas son las recomendaciones para un elaborar un guardarropa masculino minimalista:

1. Dividir el armario en 2 partes
La ropa con la que estés más cómodo y seguro es la que debes conservar.
La ropa en mal estado, desfavorecedora, que no encaja con tu estilo, la que no usas y la que no te queda del todo bien la debes donar, regalar o vender, pero nunca meterla de nuevo en el armario.
2. Escoger los colores
Cada hombre debe elegir 3 colores neutros que serán la base del guardarropa. Además, debe identificar otros 2 colores favorecedores. Todos ellos deben poderse combinar entre sí.

3. Reducir el armario a las prendas indispensables según su estilo de vida
Tomando como ejemplo a un hombre cuyo trabajo le requiera ir de traje y corbata, el armario cápsula masculino podría contener:

2 ó 3 pantalones de vestir en tonos neutros: azul, oliva o gris.
1 ó 2 trajes en color gris o azul marino.
1 ó 2 vaqueros.
1 pantalón beige.
5 camisas para traje: 2 blancas básicas, 1 azul, 1 de rayas, 1 estampada.
5 corbatas en tonos azules, frambuesa, rojos y verdes.
1 chaqueta de buena calidad para usar con pantalones formales e informales.
1 gabardina o el clásico abrigo gris o azul marino.
2 ó 3 jerséis en gris, azul marino o chocolate.
4 ó 5 camisas de sport en los colores elegidos.
1 polo en uno de los colores favorecedores.
2 pares de zapatos de vestir: unos negros y otros marrones.
1 par de botas marrones.
1 zapatillas deportivas.
Origen del armario cápsula
El término armario cápsula fue creado por la londinense Susie Faux en la década de los 70. Faux era dueña de la boutique Wardrobe e impuso la selección de prendas que no pasan de moda. Buscaba que sus clientas se llevaran piezas combinables, como una especie de uniforme, y que pudieran usar todo el año en varias situaciones.

El concepto fue reformulado por la diseñadora Donna Karan en los 90, quien llevó al extremo este método. Solo con 7 piezas negras, Karan armó vestuarios básicos y minimalistas para las mujeres trabajadoras.


Fuente: https://www.cinconoticias.com/armario-capsula-todo-lo-que-necesitas-saber-para-ir-a-la-moda-con-lo-minimo/



No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nos importa tu opinión por eso, dejanos tu comentario. Gracias por la visita