miércoles, 8 de mayo de 2013

¿Somos buenos amigos?

Compartimos un texto que nos hará reflexionar si somos o no buenos amigos. Si estás descuidando un poco a tus amistades es hora que tomes nota de lo siguiente.

"¡La clave es la lealtad y estar ahí cuando un amigo te necesita!". Dale Carnegie dijo: "En dos meses puedes hacer más amistades interesándote por toda la gente que puedas que en dos años intentando que la gente se interese por ti".

Me pregunto si no estamos perdiendo el valor de la amistad en estos "momentos de cambio y nuevos tiempos".

Últimamente, he preguntado a unas cuantas personas si pasamos suficiente tiempo hablando, cuidando, alimentando, apreciando y ayudando a nuestros amigos. ¿Valoras suficiente a tus amigos? ¿Estás perdiendo amigos? Quiero decir amigos de verdad, no amigos de Facebook.

Cuando eres joven, es más fácil encontrar amigos pero es difícil conservarlos cuando te vas haciendo mayor. Pienso que es porque estamos demasiado liados con el trabajo, la familia, el dinero y otros desafíos y parece que no pasamos el tiempo suficiente con nuestras relaciones o amigos.



Es ahora más importante que nunca seguir juntos, que abracemos a nuestro amigos y nos ayudemos los unos a los otros. La entrevista de este mes con Penny Power muestra el poder de conservar y hacer nuevos amigos. Cuando digo "conservar amigos", estoy hablando de buenos amigos. Nosotros no necesitamos amigos "vampiros emocionales", como los llama Matt Wingett en nuestro último número.

La conclusión es que para tener amigos, TÚ necesitas ser un buen amigo. Algunos secretos básicos son: primero, tener una actitud positiva. Todo el mundo quiere ser amigo de gente que puede hacer la vida más soportable, y no todo lo contrario.

Segundo, debes también ser una persona que le guste divertirse. La amistad consiste sobre todo en pasarlo bien, en disfrutar de un momento relajado y tranquilo.

Otro buen consejo es ser leal y fiable. ¡La clave es la lealtad y estar ahí cuando un amigo te necesita!

El hecho de poder compartir con tus amigos tus preocupaciones, tu vida, tu trabajo te ayudará a liberar estrés, te permitirá pensar de forma más clara, en una pocas palabras, te ayudará a liberarte del peso que recae sobre tus hombros.

Así que no hay excusas. En vez de decir: "No tengo nada de dinero", encuentra dinero para disfrutar con tus amigos o encontrarte con tu gente, con él o ella. En vez de decir "no tengo tiempo", ¡busca tiempo! La vida es demasiado corta y lo último que necesitas es lamentarte.

Por ello, al menos cada semana telefonea, queda para una cena o para tomar algo. ¡Sé un buen amigo!


Texto original de Bernardo Moya

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Nos importa tu opinión por eso, dejanos tu comentario. Gracias por la visita