lunes, 3 de diciembre de 2012

Cómo elegir shampú para cada tipo de cabello

Los expertos coinciden en que lavarse el pelo a diario no tiene por qué perjudicar a su salud. Es más, en ocasiones es necesario. Sobre todo, si tienes el pelo graso o se te ensucia fácilmente. Hasta aquí bien, pero cuidado: para lavarte el pelo a diario necesitás un producto muy suave y para nada agresivo. Y eso es precisamente lo que te prometen los champús de uso frecuente. Pero, ¿realmente es así?, ¿qué podés esperar de ellos?

Que sea poco agresivo, no sólo con tu pelo, sino también con el cuero cabelludo. Para conseguirlo, estos champús o deben contener en sus fórmulas agentes limpiadores (tensioactivos) que no sean irritantes ni demasiado desengrasantes – como las betaínas, las imidazolinas, etc.-. Además de fijarte en la naturaleza de los tensioactivos, también tienes que prestar atención a la cantidad.

Marie C. Lebourgeois, cosmetóloga, lo explica así: “para que tu pelo quede bonito y no se ‘reseque’, estos champús no deben contener una cantidad de detergentes superior al 15% de su formulación total”.



Que te deje el pelo suave y facilite su peinado, tanto en seco como en mojado. Ingredientes como las siliconas te garantizan un fácil desenredado del pelo, sin tirones ni roturas.

Que tenga un pH adecuado. Para la Dra. M- Angeles Sola Casas, dermatóloga, “lo más aconsejable es que el pH de estos productos sea lo más parecido al de la propia piel. Es decir, ligeramente ácido, del 5,5 “.

Que proporcione cuerpo a tu pelo y disminuya la tendencia a formar puntas abiertas. Esto se consigue gracias a ingredientes como la vitamina E, los aminoácidos o las proteínas (colágenos, etc.), que regeneran la fibra capilar y protegen el pelo.

Fuente: Mujeres Bonitas Todos los Dias

Esperamos que estos tips hayan sido de utilidad a la hora de elegir tu shampú.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Nos importa tu opinión por eso, dejanos tu comentario. Gracias por la visita