sábado, 28 de julio de 2012

Según un informe la leche de vaca no es tan buena como parece

En el mundo occidental tenemos la creencia de que la leche es muy buena para la salud: tiene mucho calcio que ayuda a hacer fuertes los huesos y proteínas para crecer. Pero no todos los profesionales de la salud opinan lo mismo, ni tampoco en todos los países.


En los países orientales no existe la costumbre de beber leche, o al menos no ha existido de forma tradicional hasta que las multinacionales del sector empezaron a intentar convencerlos de lo contrario. Recientemente se han iniciado un gran número de investigaciones para intentar conocer la causa de las enfermedades llamadas "occidentales": cardiovasculares, diabetes, hipertensión, cáncer, osteoporosis, etc, enfermedades que tienen una tasa muy reducida en los países asiáticos. Una de las teorías que se barajan incriminan la leche como una de las causas. También se le atribuye el fragilizar el sistema respiratorio en los niños y provocar rinitis y asma.
Naturópatas, homeópatas y otros terapeutas de la medicina alternativa consideran que la leche y los derivados lácticos no son saludables. Numerosas investigaciones y estadísticas recientes de enfermedades cardiovasculares, cáncer, osteoporosis, etc lo confirman.

Según los principios de la medicina tradicional china la leche es húmeda y fría. Si tomamos muchos productos lácticos vamos a humedecer y enfriar nuestro cuerpo. Algunas personas no tienen suficiente calor corporal y esto las va a helar, en cambio otras que tienen demasiado calor las va a ayudar. Este aumento artificial de humedad fría provocará problemas respiratorios, como la rinitis, rinofaringitis a repetición, problemas ginecológicos y una sensibilidad extrema al tiempo frío y humedo.Según la naturopatía, existen multitud de razones para no tomar leche.

A continuación, algunas de ellas:


1.- El sentido común nos dice que la leche es para los lactantes y que en la naturaleza los animales adultos no maman y menos de hembras de otra especie. De hecho en cuanto se ordeña empieza a estropearse a una velocidad de vértigo. Así que las industrias lecheras someten a la leche a un conjunto de procesos industriales: pasteurización, homogeneización, congelación, esterelización, uperización, secado,
asepsia, larga conservación, adición de pesticidas, adición de herbicidas, antibioterapia y otros procesos que destruyen la calidad de la leche. Al final ya no le quedan vitaminas ni las enzimas necesarias para digerirla.

2.- Las proteínas de la leche contienen información concerniendo el crecimiento de los órganos. La información que contiene la leche de vaca corresponde al crecimiento de un ternero, que debe pesar 500 Kg en seis meses. Esta información llega a un bebé que debe pesar de 7 a 8 Kg. Esta información inadecuada perturba el sistema hormonal de los niños y provoca un crecimiento desmesurado. Sí, es cierto que los niños que toman leche crecen más, ¿pero son más sanos por ello? Una pubertad anticipada, un envejecimiento anticipado, se crece más deprisa y se envejece más deprisa.

3.- De los ácidos grasos de la leche, el 62% son ácidos grasos saturados, 30% ácidos grasos monoinsaturados y 4% ácidos grasos poliinsaturados (el resto son lípidos diversos). Tiene un 2.5% a 6,4% de ácidos grasos trans, y unos 360 mg de colesterol por 100 gr. Los ácidos grasos saturados provocan problemas de obesidad, diabetes, cardiovasculares e inflamatorios.

4.- La homogeneización es otro rutinario proceso al que es sometida la leche para mejorar su textura. En él se reducen el tamaño de los glóbulos de grasa al menos diez veces, y esto puede aumentar el riesgo de padecer ataques de corazón a los grandes consumidores de la misma. La razón parece ser la siguiente: con los pequeños glóbulos de grasa, la enzima bovina xantín-oxidasa puede pasar intacta las paredes intestinales, llegar a la sangre, y destruir un componente de las membranas celulares del tejido cardíaco (el plasmógeno).

5.- La tasa de antibióticos en la leche es 100 veces más elevada ahora que hace algunos años, por lo que las autoridades sanitarias se han contentado en aumentar los límites autorizados. Los antibióticos, una vez en nuestro intestino, destruyen la flora intestinal y debilitan nuestro sistema inmunitario.

6.- La leche contiene 59 hormonas diferentes: estrógenos, progesterona, prolactina, etc. En un kilo de queso se encuentran 20 veces la cantidad de hormonas que hay en un kilo de leche. Una hormona para aumentar el rendimiento de las vacas, el BST, provoca un aumento del IGF-1 en las vacas. Este factor acelera el crecimiento de las células, tanto las sanas como las agresivas del cáncer. Los cánceres de próstata y de pecho serían particularmente afectados. Es en Suiza, donde se bebe más leche, donde la tasa de cáncer es la más elevada de Europa.

7.- En EEUU se tolera 750 millones de glóbulos blancos por litro de leche, en Francia 400 millones. Este pus que se bebe con la leche provoca en los adolescentes acné.

8.- La lactasa, enzima encargada de digerir la lactosa o azúcar de la leche, desaparece en muchas personas después de los dos años. El 75% de la población mundial adulta padece una ausencia de lactasa. Esta proporción está cerca del 100% en los países asiáticos y africanos y entre el 10 y 40 % en los países occidentales. La concentración de la lactasa, además, disminuye con la edad.

9.- La proteína de la leche, la caseína, es una cola muy poderosa, que se utiliza incluso para pegar muebles. Además, como se trata de una proteína extraña a nuestro organismo, se generan anticuerpos para neutralizarla, y por tanto, una intensa producción de mocos y pus. De ahí que surgen numerosas enfermedades: infecciones respiratorias en los niños (otitis, catarros, mucosidades constantes, etc), artritis reumatoides en las personas mayores. Además, muchos niños son alérgicos a la proteína (caseína) y al azúcar (lactosa) de la leche. La nariz gotea, aparecen las erupciones en la piel, diarreas y dolores de vientre.

10.- Un tercio de los bebés nutridos con leche de vaca adaptada tiene una falta de hierro, debido a una intolerancia a la leche no detectada. Esta alergia a la proteína de la leche (caseína) provoca un sangrado de la mucosa intestinal, y por lo tanto, una pérdida de hemoglobina. Esta anemia no existe en los bebés nutridos con leche materna.

11.- Según el doctor francés Gauvin, las enfermedades de garganta, nariz y oídos se deben al elevado consumo de yogures y de leche y el doctor Oski, jefe de hospital pediátrico Johns Hopkins, asegura que muchos casos de asma y sinusitis mejoran o incluso desaparecen cuando se eliminan totalmente los lácteos de la dieta.

12.- Los helados sobrepasan hasta 200 veces tasa considerada sin peligro de dioxina.
13.- El calcio de la leche de vaca provoca una desmineralización de calcio debido a la falta de oseína, al contrario de la leche humana. El calcio de la leche es mal absorbido debido a la falta de magnesio. En cambio, contiene una gran cantidad de fósforo que disuelve el calcio de los huesos. El calcio de la leche una vez dentro de nuestro organismo, se transforma en fosfato de calcio y se expulsa en su totalidad del organismo.

14.- Los productos lácticos son ligeramente ácidos para el organismo, de forma que para contrarrestar esta acidez y mantener el equilibrio ácido-base de nuestra sangre, el cuerpo tiene que tomar alguna base alcalina y suministrarla a la sangre. Una de las fuentes de minerales básicos del cuerpo es el bicarbonato y citrato de calcio de los huesos. Debido a nuestra alimentación actual ya de por si ácida (la carne, los cereales, las bebidas azucaradas, casi todos los alimentos, excepto los vegetales y las verduras, son acidificantes), las reservas alcalinas del cuerpo están agotadas, y no hay más remedio que tomar el calcio de los huesos para contrarrestar esta acidez. No sólo es necesario tomar calcio para que éste se fije en los huesos, hace falta también una carga
ligeramente básica, cuanto más ácida sea la carga del alimento que contiene el calcio menos es absorbido.

15.- Estudios efectuados en 40 países muestran una correlación entre la mortalidad por afecciones coronarias y la consumición de productos lácteos.

16.- Desde que la leche ha sido introducida en Japón la edad de aparición de las reglas en las niñas ha pasado de 15,2 en promedio a 12,2 años. La tasa de enfermedades cardio-vasculares a aumentado 35%, el cáncer de pecho 77% y el cáncer de pulmón 300%.

17.- La Organización Mundial de la Salud declara que los países que consumen más productos lácteos tienen una tasa de fracturas de cuello de fémur más elevada. Los japoneses, que no toman leche ya que no la pueden digerir, tienen pocos problemas de huesos.

18.- El Dr. Willet de Harward declara que los grandes consumidores de lácteos tienen un riesgo importante de cáncer de próstata en los hombres, y de ovarios en las mujeres. Un estudio francés en 2006 confirmaba este hecho. El yogurt era el principal incriminado.

19.- Los Dr. Chen Jushi, Campbell, Petot han puesto en evidencia la correlación entre los principles cánceres de colon, páncreas, pecho, próstata, útero y la consumición de grasas saturadas que son abundantes en los productos lácteos, entre otros alimentos.

20.- La célebre Dra. Kousmine y otros médicos, han constatado la curación o una parada de la evolución de la enfermedad de esclerosis en placas simplemente eliminando todos los productos lácticos y reemplazándolos por vitaminas F, ácidos grasos insaturados que se encuentran en los vegetales. Lo mismo ha sucedido con las migrañas, enfermedades de Crohn, infecciones y enfermedades cardio-vasculares.¿De dónde tomar el calcio si no es de la leche? Existen muchísimas alternativas mucho más saludables que la leche y mucho más ricas en calcio. En el artículo "Alternativas a la leche como fuente de calcio" podéis encontrar unas cuantas.

Fuentes:

“Purifiez votre eau de table”, Nadette & Richard HaasBlog de Rosa Maria Plana : « La llet » Blog “En Buenas Manos”, “La otra cara de la leche”

Fuente: http://www.tips4mums.com/news/es_ES/2009/02/27/0001/20-razones-para-no-tomar-productos-lacticos

1 comentario:

  1. ¿Entonces qué puedo utilizar para proporcionar el calcio necesario en los huesos de mis hijos, que se encuentran en cuecimiento?

    ResponderEliminar

Nos importa tu opinión por eso, dejanos tu comentario. Gracias por la visita