domingo, 8 de abril de 2012

Bienestar: El poder de las velas aromáticas

Las velas aromaticas además de ser fuentes de placer, ayudan a mejorar la calidad de vida creando ambientes especiales. Son una herramienta para bajar cambios y encontrar un momento de paz y sisiego en este mundo acelerado en el que vivimos.




Velas con aroma sándalo: Efectos calmantes y afrodisiácos.

Velas con aroma a romero: Estimula todos lo órganos internos, hace entrar en calor, fortalece y abre el apetito.

Velas con aroma a eucalipto: Energia y calor para el cuerpo y la mente, da alivio a enfermedades respiratorias.

Velas con aroma a menta: Ejerce un efecto calmante en los niños, ayuda a disminuir los dolores de cabeza, combate nauseas y mareos.



Velas con aroma a pino: Ideal para descongestionar la nariz, alivia el agotamiento nervioso y fatiga, funciona también como un aromatizante natural.

Velas con aroma a pachuli: Antidepresivo y afrodisiáco, aumenta la capacidad de concentración y agudiza la mente.

Velas con aroma a incienso: Combaten el estrés, reduce la ensiedad, revitaliza cuerpo y mente, además produce una sensación de serenidad.



Velas con aroma a lavanda: Aroma refrescante que fortalece el sistema nervioso, disipa miedos y minimiza la ira, reduce las preocupaciones, la melancolia y el estrés, vence el insomnio. Las de lavanda, son relajante, eliminan la ansiedad y el estrés y ayuda a despejar las mentes cansadas.

Velas aromátizadas con acitronela: Perfuma y espanta insectos, trata el agotamiento nervioso y los dolores de cabeza.

El aroma de vainilla, al que se atribuyen propiedades antidepresivas y calmantes. las de coco , que reducen el ambiente negativo y atraen los buenos amigos.

Las de jazmín , antidepresivo y sedante.

Velas con aroma a sandía, que reduce el ambiente negativo

De gardenia, a la que se atribuye la propiedad de generar fuerza para salir de un problema.

Fuente e imágenes: WEB

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nos importa tu opinión por eso, dejanos tu comentario. Gracias por la visita