viernes, 24 de febrero de 2012

Trucos fáciles para saber nuestra tipología capilar

Esta es la clasificación y la forma de diferenciar si tu tipo de pelo entre fino, normal y grueso



1. Pelo enrollado en el dedo. Agarrá 2 o 3 pelos y enrollalos en tu dedo índice, una vez enrollado, si al acariciarlo con el dedo gordo notás cada pelo, tu cabello es normal o grueso. Si por el contrario no notas los pelos o se mueven todos en grupo, es fino (foto 1).

2. Mechón a modo de pincel. Si es uniforme es grueso, si quedan huecos, como un pincel al que le faltan pelo, entonces es fino (foto 2).

3. Grosor de la colita. Sí, es cuando a las que tenemos el pelo fino se nos cae el alma a los pies, porque la colita es mínima.

4. Verticalidad del cabello. Si agarrás un mechón de cabello y se cae, es fino (foto 3), si por el contrario se mantiene, tu cabello es grueso o normal.

5. Prueba del moño. Enrollá el cabello y hacé un moño, en los cabellos normales y gruesos se mantiene sin deshacerse del todo cuando lo soltáss, en pelo liso se deshace inmediatamente.



El pelo graso tiene un aspecto brillante, como humedecido, apelmazado y aceitoso, sobre todo en la raíz -no tiene pérdida- y como consecuencia, necesita lavarse con mayor frecuencia. El responsable del pelo graso es el cuero cabelludo y concretamente las glándulas sebáceas. Por eso, necesita un champú tratante para cabellos grasos que controle el exceso de sebo en el cuero cabelludo. Lo ideal es combinar el champú anti seborreico con otro –para cabello fino si lo tenés fino, o teñido…-. También debés evitar masajear el cuero cabelludo cuando te laves el pelo para no estimular la producción de grasa.

El cabello seco se enreda fácilmente, se encrespa, es frágil y quebradizo. Tiene las escamas abiertas y su aspecto es poroso, por eso necesita hidratación y nutrición. Si la sequedad es extrema el cuero cabelludo pica, está irritado o enrojecido y puede formarse descamación. En estos casos habrá que extremar las precauciones y buscar un tratamiento específico de farmacia, aunque lo ideal es acudir al dermatólogo. Lo mismo debes hacer si los problemas de caspa persisten después de utilizar un tratamiento específico.

1 comentario:

  1. Hola Amiga! q buen dato!
    Igual mi pelo es extra trucho ajaj! super fino! y reniego porq se me enreda de nada.-
    Besitos!!

    ResponderEliminar

Nos importa tu opinión por eso, dejanos tu comentario. Gracias por la visita