lunes, 23 de enero de 2012

Belleza y salud: Mitos acerca del Sol

Bronceado perfecto es lo que buscamos cada verano. Sin embargo, esta costumbre conlleva conceptos equivocados… y peligrosos. El doctor Fernando Stengel, presidente de la Fundación del Cáncer de Piel Argentina y jefe del Servicio de Dermatología del CEMIC, y la doctora Dolores Velázquez, miembro titular de la Sociedad Argentina de Dermatología, aclaran qué hay de mito y qué de verdad en lo que se dice acerca de los cuidados del sol.

1. La elección y uso de protectores solares depende de las características físicas de cada persona. Todos los tipos de piel blanca requieren protección mínima (FPS-factor de protección solar- 15). Idealmente debemos utilizar FPS 30 o más, dado que al aplicar el producto se pierde aproximadamente un 50% de su FPS declarado y, por lo tanto, tiene menor eficacia. Las personas de tez negra, si bien tienen menor incidencia de lesiones solares tienen indicación de utilizar el mismo FPS que las personas de tez blanca.



2. Antes de las 10 hs y después de las 16 hs el sol es seguro: no es necesario usar protector solar. “¡No mire el reloj, mire la sombra!”, aconseja Stengel. Si su sombra es más corta que su altura, significa que el sol está muy fuerte. Si, en cambio, su sombra es más larga que su altura, el riesgo es menor. El sol varía su intensidad según la estación del año, según la hora, la latitud y las características del suelo (la nieve, el hielo y la arena reflejan más que la tierra y el pasto) así que guiarnos por los horarios a veces resulta relativo.

3. Es más sano caminar y moverse mientras tomo sol que tumbarse o estar inmóvil. Sin duda caminar y moverse es más sano porque permite cambiar el ángulo de incidencia del sol sobre la piel y esto posiblemente dañe menos. La postura inmóvil y acostada, de “adorador del sol”, es particularmente nociva. De todos modos, aunque uno esté en movimiento es necesario utilizar protector solar.


4. Para protegerme del sol es suficiente con estar a la sombra. Incorrecto. Es una gran ayuda, pero si uno está sentado debajo de una sombrilla con las piernas al lado de la arena se van a quemar mucho por la reflexión de los rayos UV. Se requiere una distancia de sombra no menor a un metro para alejar el peligro de quemadura.

Fuente: revista Selecciones

2 comentarios:

  1. Muy Bueno amiga!
    Me encantó leer esta nota!
    Siempre me enseñaron desde muy chica el tema de los cuidados al sol...horarios, protector y demas..fue como estar oyendo a mis padres...
    Soy una respetuosa del sol aunq mi piel sea tonalizada y en esta época del solo hecho de salir a hacer las compras negreo jeje!
    beso grande!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Gaba!! Es cierto el sol está cada vez más fuerte. Si nuestros padres nos alertaban de eso hace años, imaginate ahora! Un beso enorme y buena semana♥

      Eliminar

Nos importa tu opinión por eso, dejanos tu comentario. Gracias por la visita